miércoles, 22 de febrero de 2017

Los Feynman

Arline, tendida en la cama del hospital, contempla los rayos de luz que se cuelan por las ranuras de la persiana. Richard la mira desde la puerta, apoyado en el marco.

— Rich, ¿no te parece hipnótico este baile incesante?

— El movimiento browniano,
     motas de polvo flotando en el aire
     observadas por Lucrecio.

— Por cierto, ¿sobre quién vas a hablar en tu conferencia de mañana?

— El círculo se deforma.
     Es Kepler anunciando su herejía
     de imperfección en los cielos.

— ¿Aún sigues obsesionado con esos poemas japoneses?

— Los versos, como la física,
     captan lo bello en múltiples escalas,
     como tus ojos de haiku.

Richard Feynman y Arline Greenbaum
-------------------------------------------------------------------------------------
NOTA: Los versos con temática científica, como los que aparecen en este relato, son conocidos como scikus, contracción de science haiku.

2 comentarios:

  1. Saludos. Llámalos como quieras, pero no se parecen gran cosa a los jaikus (o haikus, que es más anglosajón). Como poesía científica, pues sí, la verdad es que la belleza está en todas partes y en la ciencia seguramente abunda, pero nadie se ha ocupado de mostrarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están inspirados en los haikus pero no he dicho que lo sean. De hecho, no tienen la métrica común 5/7/5 sino la 8/11/8, también aceptada para haikus en español.
      Además, como verás en la nota al final del post, los haikus sobre ciencia forman un grupo aparte, y se conocen como scikus. En internet podrás encontrar variados ejemplos de ellos.

      Eliminar