lunes, 10 de diciembre de 2012

La educación prohibida. Una reflexión sobre el sistema educativo.



Hoy se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, y uno de los más fundamentales y de los que causa más encendidos debates es la educación.
En particular, me ha llamado la atención la crítica publicada en el blog SoyPública al respecto del documental La educación prohibida, dirigido por Germán Doin y estrenado el 19 de agosto de 2012. Dicho documental ha superado con creces el medio millón de descargas, cuenta con 704 coproductores que han hecho posible su realización con sus aportaciones, y va camino de las mil proyecciones en diversas partes del mundo.
La crítica del citado blog se centra en quienes sienten atacada la educación pública simplemente porque un colectivo de personas trata de buscar alternativas al desastroso sistema educativo. Y como muestra, un botón: en una entrevista de El País Andreas Schleicher, coordinador del informe PISA afirmaba que "tenemos chicos del siglo XXI, con profesores del siglo XX en escuelas del siglo XIX". Opino que es una necedad pensar que quien trata de buscar formas diferentes de hacer las cosas en la educación, deba estar necesariamente en contra de la educación pública. Me inclina más bien a creer que esa defensa vehemente de la educación pública sea porque algunos se sienten más funcionarios, o empleados del Estado, que docentes.
En el epígrafe "Educación libre, ¿de qué?" del citado blog puede leerse una "perla" como la siguiente: "en España el grueso del adoctrinamiento se realiza en la educación privada y concertada, donde la finalidad adoctrinadora y alienante permanece como primer fin educativo". Ante semejante afirmación, quiero recordar que la creación de la Institución Libre de Enseñanza en 1876 como centro educativo privado laico, buscaba precisamente defender la libertad de cátedra para evitar tener que ajustarse a cualquier dogma oficial en materia religiosa, política o moral. Las iniciativas educativas, por el hecho de ser privadas, no tienen por qué ser demoníacas.
Evidentemente, el blog también ataca otra alternativa de los padres, complentamente legítima y regulada en muchos países, como el homeschooling o educación en casa. En España no está regulada porque, claro, se contempla como un ataque más a la escuela pública.
Para desmentir lo afirmado en el blog SoyPública, que tacha el documental como maniqueísta, tendencioso, falto de rigor y pueril discurso new age, aporto en la presente entrada el citado documental junto a la charla Changing Paradigms del experto en educación Sir Ken Robinson, al que no creo que se le pueda ajustar ninguno de los anteriores calificativos.
Invito al lector a que compruebe las numerosas coincidencias en cuanto a la reflexión sobre educación, a pesar de provenir de ámbitos muy distintos. A continuación, y para un visionado más preciso, indico los tiempos en donde se abordan las mismas cuestiones en ambos vídeos, en La educación prohibida y en Changing Paradigms, respectivamente.

Sobre las materias que se priorizan (ciencias) en perjuicio de otras (artes); 07:34, 07:48 / 2:46.
Sobre los orígenes en la Revolución Industrial; 18:41 / 1:46.
Sobre las escuelas como cadenas de montaje, separadas por edades; 19:56 / 6:34.
El sistema educativo como sistema de exclusión social; 23:46 / 3:05.
Sobre pensamiento divergente y creatividad; 32:57 /  7:45, 8:45.

Sobre trastornos psicológicos como TDAH; 1:09:11 / 3:37.
El arte como forma de expresión; 1:14:12 / 5:40.

En definitiva, argumentos provenientes de fuentes muy distintas que nos señalan la urgencia de pensar de manera diferente sobre las capacidades humanas, y sobre la consecución de un aprendizaje atractivo y relevante para el individuo.