viernes, 28 de septiembre de 2007

La música de la vida


Desde la antigua Grecia, la música ha sido, además de un sublime vehículo para inspirar y transmitir las más intensas emociones, una manera de explicar el orden del universo. Los griegos conocían el espíritu matemático que reside en la música. En su ritmo, en la secuencia de sus notas se unen indisolublemente exactitud y emoción, armonía matemática y armonía estética, ciencia y arte. De esta manera, imaginaron que era la música quien otorgaba la precisión necesaria para el equilibrio del cosmos. El movimiento de los planetas y las estrellas estaba regido por el compás de la "sinfonía celestial", la mayor obra jamás compuesta, inaudible pero eterna y armoniosa.
Un magnífico ejemplo de comunión entre arte y ciencia. Ciertamente, un científico y un poeta que se entendieran, oirían la música de las galaxias como imaginaban los griegos. En un notable intento por realizar este sueño, la microbióloga Aurora Sánchez Sousa ha querido "oír" la melodía de un universo más pequeño aunque igual de fascinante: el mundo de los genes.
A semejanza de las notas musicales que siguen una secuencia sobre el pentagrama, los genes se ordenan igualmente formando un código bien definido sobre el pentagrama genético: el ADN. Así, asignando una nota a cada unidad genética, la lectura de una secuencia de ADN se convierte en una obra musical: la música del genoma (http://www.genomamusic.com).
Música que nos habla de los orígenes de la vida, de la herencia de nuestros ancestros. Melodías extrañas que parecen oírse desde muy lejos pero que forman parte, literalmente, de lo que somos y de lo que fuimos hace mucho, mucho tiempo.

(Para Daniehlla, por su cumpleaños. Gracias por la música de tus palabras)

5 comentarios:

  1. Jose...que hermoso post, lo he leído todo , escuché la melodía y llegué al final de tu escrito, me arrancaste una sonrisa y hasta un grito de emoción.
    Gracias por tan bello gesto, es el primer regalo que recibo de cumpleaños, desde mis lágrimas que quiero convertir en dulce lluvia, con emocionadas gotas, para que esta amistad que comienza en ya casi nuestro cumpleaños, se convierta en un acierto de dos almas.
    Recibe mi cariño en la distancia y es también para mi un honor oir la melodía de tus palabras.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, la musica te transporta, incluso modifica, soy ceramista y la pieza que resulta al final tiene mucho que ver con la musica que estoy escuchando.Hay que ver la diferencia entre Vivaldi y keith jarrett.

    ResponderEliminar
  3. me gusta tu blog hermano canario!
    me paseare por estos rincones de tu curiosidad

    ResponderEliminar
  4. Jose...vengo después de mi cumpleaños, para saludarte y agradecerte de nuevo tu bello gesto. Recibe mi cariño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Oh, claro...
    La música es un elemento indispensable en la vida que simplemente no lo apreciamos como deberíamos.

    ¿Te has fijado la importancia que tiene en una película, por ejemplo? Fantástico...
    Saludos.

    ResponderEliminar